Hasta las últimas consecuencias

Comienza la Semana Santa. Seguramente la más especial y diferente de las que recordemos. Encerrados en casa, sin poder ir a las Iglesias, sin poder participar de las celebraciones más importantes del año para los cristianos, se presentan unas jornadas complicadas. Pero, como siempre hemos de tener esperanza y para ello lo mejor es mirarle a Él.

fe y vida hasta las ultimas consecuencias Leer Más…

Vivir la esperanza

Seguramente estamos de acuerdo en que la vida sin esperanza no tiene mucho sentido. Precisamente, la fe y la esperanza es la que dotan de significado a nuestra existencia. Pero no se trata de una esperanza que elimine el presente para vivir pensando en que vendrá un futuro mejor, no. Se trata de una fe y esperanza que nos alegra y nos hace vivir un presente lleno de alegría y motivación.

fe y vida vivir la esperanza Leer Más…

Ver la esperanza

Estamos en días convulsos. Seguro que nadie recuerda una situación similar en la historia reciente. Es verdad, que en la posguerra se dieron muchas penalidades, aunque de eso sólo nos hablan algunos abuelos.  Lo que no cabe duda, que nos encontramos ante una situación inusual, extraña a la que no estamos acostumbrados en un país con tantas libertades y comodidades

fe y vida ver la esperanza Leer Más…

Hacer la voluntad

Seguramente hoy estamos contrariados y si nos hablan de hacer la voluntad o cumplir con las normas impuestas, nos dará un poco de rabia. Es probable que pensemos que nos han quitado parte de nuestra libertad al limitar nuestros movimientos, sin embargo luchar contra esas normas, leyes, cuando poco o nada podemos hacer no tiene mucho sentido. No puedo evitar que me venga a la mente la oración de la serenidad:

Señor, concédeme serenidad para aceptar todo aquello que no puedo cambiar, fortaleza para cambiar lo que soy capaz de cambiar y sabiduría para entender la diferencia.

fe y vida hacer la voluntad Leer Más…

No tengas miedo

El miedo es bueno, dicen. También nos paraliza y nos impide ver con claridad. La parta buena del miedo es que nos protege de posibles daños. Antes de arriesgarnos o ante una situación de peligro, el miedo nos pone en alerta. Por tanto el miedo, desde ese punto de vista es bueno. Sin embargo, la parte negativa es aquella que nos paraliza y nos deja quietos, que nos impide salir, hacer cosas diferentes por el miedo al que dirán, a que se rían, al fracaso.

Leer Más…

A %d blogueros les gusta esto: