¿Por qué lo haces?

Generalmente hacemos las cosas por algo. Cuando hay alguien que nos gusta tratamos de impresionar, si queremos llegar lejos en un trabajo, deporte o profesión, trabajamos duro, si queremos un ascenso hacemos todo lo necesario para conseguirlo. Siempre o casi siempre tenemos metas y objetivos en la vida. De lo contrario, nuestra existencia sería bastante triste y aburrida. Sin embargo, la vida tiene un gran sentido cuando nuestros deseos y aspiraciones son mayores.

Leer Más…

El virus del miedo

La palabra virus nos da temor. Llevamos meses oyendo hablar de virus, de muerte, de enfermedad, lo cual, sin duda, produce mucho miedo. Sin embargo, el miedo en exceso no tiene mucho sentido. El miedo no nos puede paralizar, ni debe impedir que sigamos adelante. Nuestra vida continúa, todo debe avanzar, a pesar y con el miedo. Si el miedo nos domina seguramente nos quedaremos quietos/as, paralizados/as, encerrados por esa sensación que nos impide llevar una vida normal.

Leer Más…

Ganas de comer

Hay quien dice que no es lo mismo tener hambre que ganas de comer. Sentir ganas de comer es algo normal y humano, cuando se nos vacía el estómago. Sin embargo, tener hambre es esa misma sensación pero con la certeza de tener que buscar el alimento para del que normalmente no se dispone. No es lo mismo tener hambre, buscar con ansias ese alimento, vivir en la necesidad de buscar, que tener ganas de comer un chocolate, una pizza, un plato potaje o un trozo de carne, sabiendo que lo podemos conseguir simplemente yendo a nuestra nevera o comprando en el supermercado.

Leer Más…

Cuando entregas lo que tienes

No se muy bien cómo ni donde nos enseñan a ser egoístas ¿Será innato? Porque los niños y niñas desde pequeños tienen esa etapa del mío, mío, mío… y tienden a no compartir. Puede ser innato en el sentido de supervivencia, puesto que queremos hacer acopio de alimentos o cosas para poder subsistir y así garantizarnos la mejor vida posible. Sin embargo, el paso de los años y la madurez personal, nos hace ver las cosas de distinta manera. Nos desprendemos con mayor facilidad.

Leer Más…

Sentirse bien

No hay nada mejor que sentirse bien. Pero no cabe duda que sentirse bien es una decisión personal. Cualquiera puede sentirse bien por muchas razones, porque te levantas bien, porque te toca un premio o te sientes afortunado/a. Pero no hay nada mejor que sentirse bien por una sensación o sentimiento interior de bienestar. Porque hay algo que te impulsa, te mueve, te motiva. Esa sensación es maravillosa.

Leer Más…

A %d blogueros les gusta esto: